• Entre marzo y julio, la inflación promedio en alimentos llegó a 6.9 por ciento, lo que representa un incremento considerable atribuible, en buena medida, a los efectos de la pandemia sobre la economía mexicana.

 

Toluca, Méx. – 11 de septiembre de 2020. Durante el periodo 2015-2020 la inflación general en México se ubicó en 3.9 por ciento en promedio a tasa anualizada, mientras que la relativa a los alimentos alcanzó 5.0 por ciento, indicó el investigador de la Universidad Autónoma del Estado de México, Miguel Ángel Díaz Carreño.

 El experto del Centro de Investigación en Ciencias Económicas (CICE) de la Facultad de Economía de la UAEM refirió que este año, entre marzo y julio, la inflación promedio en alimentos llegó a 6.9 por ciento, lo que representa un incremento considerable atribuible, en buena medida, a los efectos de la pandemia sobre la economía mexicana.

En efecto, precisó, este incremento coincide con el inicio del confinamiento sanitario, que se tradujo en una contracción económica dramática. “Dada la gravedad de la crisis sanitaria, que se puede verificar en el elevado número de contagios y fallecimientos, es probable que la tasa de inflación en alimentos continúe creciendo”.

La también investigadora del CICE, Marlén Rocío Reyes Hernández, sostuvo que el gasto público disminuyó, según las cifras, como resultado de la escasez de recursos ante la caída de los ingresos públicos y la negativa del gobierno a endeudarse.

Sin embargo, expuso, es necesario considerar la conveniencia de un prudente endeudamiento para apoyar a la población y a las empresas más afectadas por COVID-19 con la idea de apuntalar la recuperación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here