• Invitan a especialistas, académicos y expertos, internos o externos, de distintas ramas de la abogacía a impartir conferencias y charlas virtuales del interés de alumnos de las licenciaturas en Derecho y Medios Alternos de Solución de Conflictos.

Toluca, Méx. – 10 de mayo de 2020. Ante la suspensión de clases presenciales para contrarrestar la propagación de la COVID-19, los consejeros estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma del Estado de México pusieron en marcha “Operación semestre en casa”, acción mediante la que impulsan diversas actividades académicas y culturales a distancia, con el objetivo de mantener el aprendizaje entre su comunidad.
Semanalmente, los alumnos invitan a especialistas, académicos y expertos, internos o externos, de distintas ramas de la abogacía a impartir conferencias y charlas virtuales del interés de alumnos de las licenciaturas en Derecho y Medios Alternos de Solución de Conflictos.
En este marco, la coordinadora académica del Consejo para la Convivencia Escolar de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de México, Irma Salazar Mastache, dictó la conferencia “Mediación en el ámbito escolar, a través de la red social de Facebook”.
La experta detalló que desde el nivel preescolar hasta el posgrado requieren de planes, proyectos y propuestas sobre cómo pueden mediarse los problemas sin vulnerar los derechos de los estudiantes o docentes.
Sostuvo que para los profesionales de los Medios Alternos de Solución de Conflictos es un reto voltear al ámbito escolar y hacer las propuestas correspondientes, ya que en este ámbito es común que los maestros, directores o supervisores se conviertan en conciliadores de pugnas, por lo que es fundamental capacitarlos al respecto.
“Los conflictos no son violentos, lo violento en un conflicto es cómo lo gestionamos y, en este caso, cómo los gestionamos dentro de las escuelas”, dijo Salazar Mastache.
Llegar a la gestión pacífica de las desavenencias, puntualizó, requiere que los mediadores conozcan las partes implicadas, sin que sean ellos los que lo resuelven, tomen parte del mismo e impulsen un acuerdo entre las partes.
Reiteró que un desacuerdo puede escalar rápidamente a una situación violenta y, a su vez, a un delito, por lo que las técnicas de mediación no pueden ser aplicadas en esas situaciones.
Irma Salazar Mastache afirmó que en el ámbito escolar un conflicto que escaló a violencia puede estar representado en acciones que van desde la ley del hielo, el robo de objetos, la intimidación y hasta el bullying.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here